Escape


Indicamos técnicas efectivas de escape teniendo en cuenta la corriente litoral, así como mantenernos en las olas rompientes (olas de traslación de espuma blanca que nos transportan rápidamente y casi sin esfuerzo hacia la orilla).

.

Estrategias de Escape

Para salir con éxito de una corriente de resaca podemos adoptar las siguientes estrategias:

  1. No tratar nunca de nadar contra la corriente que es más fuerte que nosotros. El pánico y cansancio extremo nos pondría en  grave riesgo de ahogamiento. Lo aconsejable es levantar el brazo para llamar la atención y flotar de pie conservando nuestras fuerzas.
  2. Dejarnos llevar hasta el final de la corriente de resaca (cabecera) donde la velocidad se reduce considerablemente. Volver en trayectoria inclinada hacia la orilla.
  3. Salir de la corriente de resaca paralelamente a la playa. Volver en trayectoria inclinada hacia la orilla.

MUY IMPORTANTE. En las opciones b y c, la mejor trayectoria de escape será a favor de la corriente litoral, que actúa paralelamente a la playa, ya que si fuera en contra de la corriente litoral, podríamos volver a entrar en la corriente de resaca. También hay que tener en cuenta la proximidad de las corrientes de resaca, puesto que si están muy juntas podríamos salir de una y entrar en otra.

Diagramas modificados de "Dr. Beach".

Regla general: Nadar en las rompientes (oleaje de espuma blanca) que al ser olas de traslación, nos llevan rápidamente a la orilla (son las olas que buscan los surfistas!).