Tsitsipas fue rescatado por su padre de morir ahogado en una corriente de resaca en 2016.


Tsitsipas describe su traumática experiencia - Vídeo

Según su propia description, en Octubre 2016, cuando participaba en un torneo, Tsitsipas y un amigo, sin tener en cuenta los posibles riesgos, se bañaban en una playa sin socorristas ni señalización de peligro. El viento era intenso y había fuerte oleaje y pronto fueron arrastrados mar adentro sin posibilidad de volver a la orilla por más que lo intentaron. Tsitsipas confiesa que el fuerte oleaje le impedía incluso la respiración y creyó que estaba a punto de morir ahogado. En un instante pasaron por su mente los momentos más felices de su vida y ya extenuado se dejaba morir. Afortunadamente, el padre de Tsitsipas, Apostolos, estaba vigilante y aún a riesgo de su vida, se lanzó al agua consiguiendo, a duras penas, salvar a Tsitsipas y a su amigo.

Tsitsipas confiesa que este incidente traumático ha tenido una profunda huella en su vida desde entonces y que incluso ha cambiado su orden de prioridades. Se ha convertido en una persona de fuertes convicciones, sin miedos y que incluso le ha ayudado a competir.